Un perro llega a su casa con un bebé muerto en la boca