Rechazado por su rostro desfigurado, un perro encuentra por fin el cariño humano