Los periodistas secuestrados permanecieron en cubículos cerrados en 6 lugares distintos