Si no sabes no te lances desde un trampolín