La calma peligra en La Llagosta: la familia desalojada por conflictos vecinales volverá a su casa