Alquiló su vivienda y los inquilinos montaron peleas de perros