LeBron James convierte en viral a un héroe anónimo que media en una pelea de jóvenes