Broma pesada, con 'secuestro' incluido, de payasos diabólicos en Fuenlabrada