La pasividad ante la agresión a una joven