‘El pasajero fantasma’: desaparece segundos antes de coger el autobús