El parricida confeso de Tenerife pasa a disposición judicial