La parricida de Menorca, culpable de asesinar de forma intencionada a su hijo de nueve años