La mujer a la que su pareja encerró en el armario no quiere denunciarle