Una par de jabalíes son la nueva atracción de Cadaqués