El mensaje de la azafata crea el pánico: "Tenemos hielo en el ala. No queremos morir"