Los padres separados deberán repartirse el coste de los traslados de sus hijos