Los pacientes con VIH siguen teniendo problemas para acceder al mundo laboral