¡No juegues con un oso de 700 kilos...aunque sea tu amigo!