Cómo lograr que nuestros móviles no sean los únicos inteligentes