La organización de Tomorrowland Barcelona atribuye el incendio a un problema técnico