Los últimos avances en oncología permiten evitar la quimioterapia en situaciones concretas