Uno de cada diez adultos en el mundo es obeso