No fue capaz de dejar de comer para salvar su vida