Jaque al nudismo en una playa de Barcelona