Una nube de abejas en plena autopista