Los niños robados españoles, traspasaron fronteras