Los 43 niños aislados en una casa de colonias en Saldes (Barcelona) tendrán que pasar allí la noche