Un niño con cáncer recibe más de 100.000 postales de felicitación poco antes de morir