El insólito resultado al intentar recuperar el premio de una máquina de juguetes