Un pequeño y sus problemas para guardar las pelotas de tenis triunfa en Internet