Un niño de 11 años muere cinco minutos después de que sus padres lo castiguen