Un niño de cinco años, que padecía cáncer, recibe un funeral rodeado de superhéroes