Debía llevar los anillos de boda al altar pero... ¡se quedó dormido por el camino!