Pasa media vida en Barcelona y le deniegan la nacionalidad por "no estar adaptada al estilo de vida español"