Una multinacional utiliza a presos para hacer el trabajo después de un ERE