Las mujeres tenían los mismos derechos que los hombres en el Neolítico