Las mujeres desempleadas tardan una media de 17,8 meses en volver a encontrar trabajo