La mujer más obesa del mundo pierde 200 kilogramos tras ser operada