La mujer asesinada en Tenerife estaba siendo maltratada, al menos, desde 2014