La muerte súbita afecta más de 100 deportistas al año en España