Una niña de tres años muere al ahogarse con un juguete de un huevo de chocolate