Muere Idaira, la niña malagueña de cuatro años que padecía atrofia muscular espinal