“Los moratones se van en un mes, las agresiones psicológicas no”