Un modelo matemático pronostica la aparición de grandes nevadas en España