Casi la mitad de los niños de entre seis y nueve años sufre sobrepeso u obesidad