Los mini cerditos, el animal de la suerte de Moscú