Los mercados vuelven al optimismo