La figura del mediador en los colegio podría ser clave contra el acoso escolar