Los mejores surfistas del mundo desafían olas de más de 10 metros en Hawái