Los médicos en huelga se cuelan en el Senado